La noche es laaarga, laaarga.

El insomnio es mala compañía, y acarrea a sus malos consejeros. Aquí es cuando entran mil y un posibilidades; se habla de leer, contar borregos saltando encima de una cerca de madera, tratar de recordar algún agradable suceso de la niñez; o incluso, tomar un vaso con leche tibia.

Nada de eso nos funciona, todo carga con efectos secundarios: No se concluye la lectura porque nos estamos muriendo de sueño (pero el insomnio nos hace imposible dormir), la cuenta de los borregos puede llegar tranquilamente a los 121, 345,678, 967.22 y nos tenemos que enfrentar al angustioso dilema del dónde los ponemos y el ahora qué hago con ellos, si recuerdo algo de mi niñez, acabo con el espantoso Síndrome de Agustín Lara, con Ansiedad, Angustia y Desesperación por no poder volver el tiempo atrás; y, para acabarla de amolar, la gran mayoría de ciudadanos de este mundo somos intolerantes a la lactosa, como consecuencia de la brutal cantidad de hormonas que les zambuten a las inocentes vacas para que crezcan en tizna y den leche luego luego.

Y es entonces que todas las opciones arriba ennumeradas se convierten en malos consejeros, pues nos dicen todos a una voz: “Enciende la televisión, a ver qué encuentras”. Al hacerlo, tenemos de donde escoger, el show de Cristina (Saralegui) abordando temas que hace más de 10 años hicieron que en México se la catalogara como envenenadora de mentes (ahora esos mismos temas son cosa de conversación cotidiana entre niñas bien afincadas en cualquier Starbucks, guácala); en otro canal vemos al icono gringo de los 80´s, Mr. T (o más bien, lo que queda de él) anunciando un horno que, combinando el calor halógeno, la luz infrarroja, el aire caliente y unas 8000 jaculatorias a la Santísima Virgen de Zapopan, cocinará todo a la perfección, esta maravilla será suya por tan sólo 12 módicos pagos de $ 600, pero si llama en los próximos 75 mins, le haremos un fabuloso descuento de… ¡ 1 pago ! … o algo así; pero no todo está perdido; también tenemos a los vendedores de indulgencias, perdón, a los “obispos” Jairzinho, Menelao o José Carioca, con el remedio a todos nuestros males… Pare de Sufrir (aquí pido un poco de asesoría, se me ha escapado el nombre del papa que se hizo famoso como “el vendedor de indulgencias” y que acuñara la frase “si tenemos el papado, pues disfrutémoslo”). Con el poder de un pequeño billetuco de 500 o 1000 morlacos, ya tenemos ganada la salvación, no le aunque que hayamos ahorcado a Quetita, la vecina octogenaria que gustaba de amargarnos nuestros fines de semana musicales y de vida social, al echarnos encima a la patrulla. Lo que nos queda es conectarnos a la red, la pregunta inmediata “¿qué veo?” nos lleva a divagar por algún canal, primera opción Youtube, más o menos inocuo, hasta algo que suena más bien a talla de ropa (XXX), en fin, cada quien sus preferencias.

Y aquí llegamos al encuentro de las Finísimas Personas, que, aprovechando cualquier momento de debilidad humana, se ocupan de fabricar unas porquerías de calibre inimaginable; en Youtube podemos, por ejemplo, encontrar algo llamado Obedece a la Morsa. No intenten verlo, no aparecerá ni una fregada morsa, pero en cambio, veremos a un desventurado sujeto que ha sufrido mil y un vejaciones en la vida y que… no, no les cuento más. Si nos salimos y tratamos de navegar con toda sanísima intención, puede ser que al llamar algún sitio decente, nos salgan con la novedad de que a ese sitio decente, le han adherido como garrapata, una de tantas páginas que nos muestra a una multitud de señoritas, pobrecitas ellas, sin nada de ropita sobre sus feos y malnutridos cuerpecitos, y que, en actitud por demás benefactora, se empeñan en mostrarnos, de manera explícita (pa´que no haya dudas) los misterios, viscisitudes y recovecos de la reproducción humana (telesecundaria, muérete de envidia).

No nos queda más que irnos a la cama con un ligero temblor de cuerpo (acháquenselo a lo que quieran) a contemplar lo adusto del techo, al fin y al cabo que llegará el momento en el que por fin, el sueño decidirá acompañarnos, relajamos el cuerpo, respiramos hondo, cerramos los ojos y empezamos… a oir la campana del despertador porque son las 4:45 a.m., hora de ducharse; y como dijo Don Gato: “Volveremos, volveremos a empezar”.

He dicho.

Anuncios

¡¡¡ Ayúdame Dios Mío !!!

Mis niños, heme aquí, y estoy que no puedo con el asombro; es que simplemente no puedo dar crédito a algunas cosas de las que se llega a enterar uno; y como dijo el que sostenía la piñata: “A darle, pues.”

Empezaré en orden aleatorio, y no es precisamente que exista un orden alfabético, cronológico, o algo así, lo que pasa es que no se cual de estas maravillas se pueda clasificar como la peor, pero en fin, ahí les voy.

Resulta que, desde que falleció Michael Jackson, un vidente (no es que tenga poderes esotéricos, lo que pasa es que sólo tiene dos dientes, pero con faltas de ortografía) llamado Manuel Temol tzin o algo así TIENE CONTACTO DESDE EL MÁS ALLÁ CON JACKSON, eso sí, en perfectísimo inglés, tan fino y depurado que ni Hillary Clinton lo habla de ese modo; y se ha visto en la muy samaritana y benévola misión de transmitirnos a los simples mortales todas las angustias, penas, preocupaciones y deseos del llamado Rey del Pop, como por ejemplo, que se encuentra muy angustiado por haber dejado a sus hijos tan pequeños (para saber esto no se necesita ser Nostradamus, sólo se necesita ser padre); que su muerte no fue natural, fue asesinato (cosa que el resto del mundo comenzó a sospechar, una vez que se dieron a conocer las extrañas circunstancias del suceso); que recibió maltratos y vejaciones por parte de su padre, a quien debía llamar Joe (¿n´ombre, a poco sí?, si se le ve lo Finísima Persona a flor de piel); y creo que, lo más bárbaro: QUE LE HA PEDIDO AL VIDENTE QUE SE PONGA EN CONTACTO CON SU FAMILIA PARA QUE SEPAN QUE JACKSON QUIERE Y DEBE SER CLONADO…

Los puntos suspensivos se debieron a que tuve que ir corriendo por mi medicina para la presión, porque todavía hay dos tesoritos más:

El “cazafantasmas mexicano”, Carlos Trejo (Finísima Persona Honoris Causa) ha sido llamado por La Toya Jackson para que acuda corriendito a Neverland a investigar las extrañas apariciones del fantasma del extinto cantante, le ha dado a Trejo manga ancha para que disponga de todas las facilidades y lleve a cabo su importantísima, verídica y científica investigación para que devele el misterio de Neverland, le han autorizado el uso de un helicóptero para rastrear más rápido al fantasma (sí, no vaya a ser que se escape echándose un brinco por la barda del rancho), y claro, Trejo no perderá oportunidad de llevar su tecnología de punta (de imbéciles) para dejar todo tan claro como el agua (de horchata); léase, su equipo se compone de un sinfín de cuchufletas que hacen ruiditos y tienen lucecitas re bonitas, yo ya estoy armando el mío, todos los sofisticados elementos se consiguen en El Salvador… esquina con Uruguay, en el centro, cerquita cerquita del Eje Central, lo único que me falta es tener las greñas güeras con luces y mis playeras de Pepe el Toro, pa´enseñar mis musculosos brazos y tatuajes (los tatuajes me agradan, aunque no los que porta tan delicado personaje) …

Ora me administro una pildorita pa´la migraña, es que ya no puedo más, y creo que esto que viene es lo mejor:

El papa Benedicto XVI acaba de grabar un disco con su voz, con la misma casa disquera que Guns ´n Roses y no sé quién más, obviamente que de cantos religiosos; y lo que se recaude se donará a obras sociales. Lo curioso es que este señor es consciente de que no tiene ni 1/4 del carisma de su antecesor, y por ende, no goza de la simpatía de una parte de la grey católica (entre la que me cuento yo); es que ese puntacho que se aventó, de culpar a los musulmanes de todas las desgracias de este mundo no tuvo mother, eso bastó para que, él, en menos de seis meses de ostentar el pontificado, le diera en toda la suya a la labor del querido Juan Pablo, que, dicho sea de paso, le llevó más de veinte años de predicar de sol a sol, de convivir y conciliar con la mayor parte de los representantes de distintos cultos y como se dice por ahí, tratar de llevar la fiesta en paz…

Mi aceitito de lavanda pa´relajarme y evitar que me de una embolia, porque estas son las cosas que no alcanzo a comprender, pero recordemos que, “a toda acción corresponde una reacción, de la misma intensidad, pero en sentido contrario”, lo cual me lleva a abrigar la esperanza de que suceda lo siguiente:

*- Que el discípulo de Walter Mercado vaya con el chisme con la familia Jackson, los cuales, al escuchar tan coherente y veraz relato, se lo queden viendo con cara de “maldito gorgojo oportunista, pero orita vas a ver como te va” y lo echen a patadas en donde nunca le da el sol (aquí entran, por lo menos, dos ubicaciones de su cuerpo, ora que si es exhibicionista, pos ya no entra ninguna) de su casa.

*- Que el tal Trejo cuente con una orden de extradición hacia gabacholandia, ya que los Jackson se hayan dado cuenta de que, por dejarlo vagar libremente por la casa de Michael, falten las estatuas de Peter Pan, el letrerote de Neverland, la feria completita, las puertas, las ventanas, las sábanas, las fundas, las colchas, las almohadas, el cinito, las cortinas, los ceniceros y hasta el papel de baño; y entonces sí, se le va a aparecer el Rey del Pop a jalarle las patas por méndigo ratero.

*- Que los beneficiados por tan magna obra de caridad levanten la vista al cielo y griten a voz en cuello “¡NO NOS AYUDES COMPADRE!”; si es que al papa se le ocurre poner su afable e inspirador rostro en la portada de su disco. Si esto ocurre, auguro su inmediata carta de retiro de la casa disquera, y es que, caramba, no todos tenemos estómago fuerte. Mejor que le pida el favor a Armando Manzanero, digo, no es agraciado físicamente, ni creo que le tupa a la música sacra, pero por lo menos cuando sonríe es toda una bonachona calabaza de halloween, y no tiene ese horroroso aspecto de lienzo de Goya en su Época Negra.

He dicho.