Una caricia del alma.

♫♪ Tengo una vaca lechera

no es una vaca cualquiera ♪♫

♫♪ me da leche condensada

ay, qué vaca tan salada ♪♫

♫♪ tilín tilín, tolón tolón

No, no he enloquecido, es lo que acabo de escuchar hace unos momentos. Me la han cantado a coro mis ratonas, y me han devuelto el ánimo, porque también tengo derecho a sentir un poco de tristeza de vez en cuando. Ellas no lo saben, pero el hecho de que las cosas no salgan como las había planeado, me ha colocado una loza muy grande en la espalda; lo que tampoco saben es que con sus cantos,  sus risas,  su eterno escándalo y sus travesuras, me recuerdan que la vida no puede desperdiciarse en lágrimas de pena ni en sentimientos de impotencia; a la vida hay que disfrutarla y tomarle de nuevo el gusto.

Sara ha llegado de la escuela, me cuenta que le ha ido muy bien y que está triste porque nos regresamos a la ciudad, pero que necesitamos  “echarle muchas ganas y porras a Rebeca”  para que su rehabilitación sea rápida y nos devolvamos al puerto. Es increíble que a sus 6 años, ya dé muestras de ser una gran mujer, dispuesta a ayudar si no con acciones, con sus palabras. Me ha dicho “estoy contigo y con mi papá, aunque ya no sea tu esposo”; Rebeca se concreta a sonreír, a mandar besos, a gritarle a sus abuelos, a sus tías y a sus primas; además de embarrarse los rizos con la sopa de verduras y su pollo empanizado. Si, ya degusta esos manjares, y para ella no hay mayor placer que el irse de inmediato a la regadera para quitarle todo vestigio de su comida.

Lo que me ha quedado muy claro es que tengo a mi lado a dos pequeñas maestras, que me enseñan a no perder la cabeza, que me obligan a ser fuerte y ecuánime (cosa que cumplo con todo gusto) y que me ven como su modelo a seguir. Esa es la responsabilidad más grande de mi vida y no les puedo fallar, no les voy a fallar. Porque si me fue concedida dos veces la gracia de ser madre, y con una de ellas en condiciones especiales, no voy a dejar pasar esa oportunidad. Tengo el apoyo de mucha gente, mi familia, mis amigos; el apoyo de una hermosa persona que gusta que compartamos la vida, así que no hay nada que pueda detenerme.

Mientras tanto, dejo que el sonido de esa sonora y desafinada caricia para el alma llene cada rincón de esta casa y se meta en el fondo de mi alma; de ahí nada ni nadie la sacará.

He dicho.

Anuncios

13 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. JulitoTJ
    Sep 02, 2010 @ 16:46:03

    Hermoso 🙂 Simplemente hermoso!!

    Responder

  2. JulitoTJ
    Sep 02, 2010 @ 16:47:42

    Y mi comentarioo??? yo habia puesto “hermoso, simplemente hermoso!!”

    Responder

  3. jorge
    Sep 02, 2010 @ 16:57:16

    uno no puede saber cual es el proposito de los retos, los cambios y las tareas que nos manda nuestro Creador

    uno no puede entender porque suceden las cosas

    pero es que precisamente de eso se trata, de no entenderlas,

    se trata de que despierte la Fe, y desde ahi, desde la Fe todo tiene sentido y se encuentra la Paz

    le envio un fuerte abrazo, su alteza

    Responder

  4. Ivonne ♥
    Sep 02, 2010 @ 17:08:22

    Awwww miss.. esos pequeños tesoros nos vuelven a la vida en un seg.

    solo hay q tener un poco d paciencia, y tooodo sera mejor cada vez..

    Miles d bendiciones a sus nenas y a toda su familia 😉
    y mucho animo.. Hug’s & kiss

    Responder

  5. Mayiwey
    Sep 02, 2010 @ 20:57:42

    Madre, no entendi bien bien… lei un poco a la carrera.
    Lo cierto es que en verdad la vida no se puede desperdiciar en lagrimas… o si, pero no quedarse estancado en la tristeza, siempre hay que ver al frente, buscar la forma de salir adelante, y mas ahora que tiene 2 ratonas que cuidar.

    Suerte, que estes de lo mejor Queen

    Responder

  6. Yo mero
    Sep 19, 2010 @ 17:06:35

    AY madre !! etem no erda ?…chaparra me encanto tu pegoste…pase por aqui un momento a decirte que te amo y muxo !!

    Responder

  7. Opioman
    Oct 25, 2010 @ 12:10:45

    Yo tengo la suerte de tener tres hijos, dos ya van para la adolescencia, y la tercera es mi bebe hermoso, hoy por la mañana, despues de ir a dejar a mi enana a la escuela, regrese a la casa y los dos mas grandes aun estaban dormidos, cada uno en su recamara, verlos ya tan grandes, me puso a recordar cuando eran bebes y tenia que velar su sueño, ahora a mas de 13 años me doy cuenta que esa responsabilidad no termina, sino que se va haciendo mas grata al compartir con ellos.

    Dios te bendiga y te ayude a caminar el camino que elegiste.

    Responder

  8. Alix-Limon
    Oct 28, 2010 @ 07:34:05

    Hola Reyna
    muchas veces hacemos planes unos mas importantes que otros, y en ocasiones pues no se dan, simplemente no se dan o se dan fuera de tiempo, cuando la frustración ya no deja espacio para el disfrute, solo hay algo que nos salva de la desolación en los reveses de la vida y que nos sublima en nuestros triunfos: nuestra familia, el amor, los hijos, abrázalos fuerte, respira su aroma y acuérdate que siempre para adelante, para atrás, ni para agarrar impulso.
    un saludo un abrazo fraterno

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: