¡¡¡ ¿Perdón? !!!

A la 1:30 de la tarde recibí la llamada; la directora me necesita urgentemente para tratar un asunto relacionado a la conducta de Sara. Madre mía,  ¿qué hizo esta muchacha?, es la pregunta que me carcome el alma mientras me dirijo a la cita. No saben, me llena de júbilo, porque ya me la sé, la directora, con su cálida voz y su amigable presencia, me va a hacer sentir como el Guasón en la escena del interrogatorio con Batman, igualita, pos ya qué, al mal paso darle prisa y ya ni llorar es bueno.

Una vez en la sala de espera de la cámara de gases oficina de Heinrich Himmler Miss Isaura, me topo con el frutito de mi vientre, muy bien sentada toda ella, y con esa cara endemoniadamente pícara que ustedes están viendo. Le pregunto la razón por la que nos encontramos con la SS señora directora y sólo me responde con un sobrio “No lo sé”. Ah caramba, eso sí me tensa en exceso y me siento junto a ella para esperar la hora de la ejecución cita. Por fin nos reciben y comienza mi asombro desde que entro a la oficina.

Ahí se encontraba la maestra de Sara, con una palidez digna de cualquier cirio pascual de calidad (o sea, pálidamente blanca como vela de parafina, de esas que no sueltan humo negro); la psicóloga del kinder y la directora en cuestión, todas viéndonos con caras de gárgolas medievales. Eso, lo único que consigue es provocarme unas inmensas ganas de llorar, porque si la cosa pinta así, tan macabra, creo que no saldremos bien libradas de este asunto. Después de unos 10 minutos de incómodo silencio, la psicóloga se decide a hablar.

Resulta que en clase, el grupo de Sara estaba tratando el tema de los animales y su género (ejemplo, toro y vaca, caballo y yegua, etc.). Los compañeritos andaban en franco plan participativo y muy contentos, menos Sara, que se encontraba bastante pensativa en su lugar. Al preguntarle la maestra la razón de su mutismo, mi hija se limita a responder: “Ya sé qué es el sexo oral”… ¡¡¡ Horror de horrores, sacrilegio absoluto !!!. La maestra, aún en shock, la toma inmediatamente de la mano y la refunde a la dirección si siquiera preguntar nada. Aislada de todo contacto con el resto de su comunidad escolar.

Honestamente, cuando yo recibí esta información, sentí que la tierra me tragaba, reacción lógica y normal, incluyendo la inmediata ruborización de la que fui víctima y, con esta piel que me cargo, mi rubor debió haberse visto hasta Nueva York (eso espero, eso espero de verdad), cosas que desaparecieron en cuanto comienzo a recibir los regaños de las tres personas que se encontraban ahí, listas para darse un festín cuales viles buitres. ¿Es que acaso no tiene usted cuidado en manejar este tipo de material? (porno, por supuesto),  ¿Cuando tiene usted estas actividades no tiene la precaución de cerrar la puerta?.

Estas preguntas bastaron para que brotara mi Rottwellier interno y, pues ni modo, que les brinco a las tres; ” EN PRIMER LUGAR NO PERMITO ESTE TIPO DE CONFIANZAS, MI VIDA PRIVADA NO TENGO POR QUÉ DISCUTIRLA CON USTEDES, EN SEGUNDO LUGAR, YO NO NECESITO ESE TIPO DE “MATERIAL”, EN TERCER LUGAR, LES VALE SORBETE EN DÓNDE HAGA YO MIS COSAS, ASÍ SEA EN LA COCINA O EN EL TINACO, LES VALE, Y CUARTO LUGAR, Y MÁS IMPORTANTE, ¿YA LE PREGUNTARON A SARA QUÉ QUISO DECIR CON ESO?”.

Inserten ustedes bufidos y rascados de suelo al más puro estilo de toro de lidia encabritao, y las tres haditas del bosque dirigen la mirada hacia mi hija, que seguía ininmutable y ecuánime ante esta situación. De inmediato, la psicóloga le pregunta  eso último y mi princesa, sin perder la compostura, les responde: “Ya sé qué es el sexo oral; es cuando te preguntan si eres hombre o mujer” Mandíbulas trabadas sin poderse cerrar, palideces aumentadas al mil por ciento y caras de no saber si reir o llorar. Le pregunto a mi niña que en dónde había escuchado ese término y me responde “En la mañana, el taxista traía en su radio un programa que hablaba de eso, sexo oral, aunque no entendí por qué cuernos debe sentirse rico cuando nos pregunten eso”.

Hora y media de disculpas después nos dirijimos a casa, Sara tratando de agarrar una mariposa blanca y yo, jurando poner atención en esos pequeños detalles y dejar de papalotear pensando en otras cosas, porque otra de éstas no creo aguantar, no señor.

He dicho.

Anuncios

8 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. zarza
    Mar 18, 2010 @ 10:28:49

    OHHH BENDITA INOCENCIA,,,, cuando la perdimos nosotras?? fua acaso cuando descubrimos que k el sexo no es a que genero perteneces?

    o lo molesto de las cacatuas es k ellas hace mucho k no oian siquiera sexo oral jajajaja ami se me hace k el enojo fue no lo k dijo sara… si no las ganas k se aguantaron jajajaja…
    mientras tanto protejamos esa incencia k cada dia se hace mas fragil y se rompe mas rapido que como nos paso a nosotras

    Responder

  2. Geek
    Mar 18, 2010 @ 10:45:56

    Muy bueno ya te imagino como pasabas de color en color cual camaleon de Youtube, y es cierto los niños ponen atencion a todo aunque parezca que no. Esta muy padre tu blog espero hacerme geek de tu blog.
    Besos a tus princesitas.

    Responder

  3. Toño Arambu
    Mar 18, 2010 @ 12:05:39

    Voy a demandar a esa escuela por provocarle strees a mi Sara, hijos de la guayaba mira que emitir un juicio y reprimenda sin preguntar.

    Mitta mas pendiente con lo que escucha Sara.

    Besos a todas las amo.

    Responder

  4. Toño Arambu
    Mar 18, 2010 @ 15:42:30

    Condenados maestros, mira que coartar la libertad de expresion de mi Sara y sobre todo prejuiciosos, pero hay un Dios que todo lo ve….y uno de estos dias se van a amanecer en forma de abono para naranjos.

    Mitta mas atencion a lo que escuchan las niñas…las amo a las tres.

    BESOS TRONADOS

    Responder

  5. whitestonebear
    Mar 18, 2010 @ 21:10:06

    Uste disculpe… XD

    Responder

  6. LUNASOL
    Mar 18, 2010 @ 21:42:12

    PUES ASI ES LA TRISTE REALIDAD DE LA VIDA Y LO MALO QUE LA INOCENCIA DE LOS NIÑOS LA POMPEMOS NOSOTROS MISMOS NO CREES, CON LA CULTURA Y LO COCHAMBROSOS QUE SOMOS LOS ADULTOS…….FELICIDADES A TU HIJA PORQUE ELLA SIN SABER LO QUE ESTABA DICIENDO ELLA TUVO EL VALOR DE CONTESTAR LA PREGUNTA DE LA MAESTRA Y NO SE QUEDO CALLADA………..SALUDITOS A SARA………..

    Responder

  7. talucas
    Mar 31, 2010 @ 13:39:48

    caray, hay que cuidar como hablan los niños, dentro de su inocencia dicen cada cosa!!! o_O

    una vez iba caminando con mi tía y mi primo, tendríamos como 5 años, mi tía se enredo con una planta de una casa, cuando se desenredo mi primo y yo vimos que todavía tenia una parte de la planta enredada en la cabeza a lo que mi primo dijo: “mama, pareces una RAMERA”

    mi tía se empezó a reír y corrigió lo que dijo mi primo

    Responder

  8. Javier [HST]
    Abr 04, 2010 @ 12:44:09

    Muy cierto, tiene una cara de picara inocente a todo lo que da, y eso es genial!
    Mas de uno nos confundimos de los terminos cuando eramos peques.
    No conocía a tus ratoncitas, al menos ya conozco una y por su mirada se ve que es a todo dar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: