Sábado esotérico.

Sabadito en Chilangolandia; bastante descansado después de la maratónica jornada de ayer, ya era justo y necesario para mí. Dios existe, de eso no hay duda, porque llegaron mis viejitos lindos y me echaron la mano llevándose a mis nenas a pasar la noche a su casa porque hornearon galletas, pusieron su árbol (artificial, claro está) y su nacimiento que, por increible que parezca, aún conservan intacto desde hace más de 20 años, sobreviviendo al embate de una criatura cuyas manos tenían la misma función que el estómago; afortunadamente ya he modificado mis hábitos y sólo convierto en materia tan fea a quienes se pasan de lanza.

En medio de un tremendamente reparador sueño, percibo algo que me causa extrañeza, es algo incómodo y angustioso, siento un movimiento a los pies de mi cama, algo así como un sismo; dentro de mi somnolencia empiezo a pensar en las posibles respuestas, tal vez sean los efectos del vino con el que acompañé mi cena y mi velada, tal vez, en efecto , se haya presentado un movimiento telúrico mínimo (cosa que me causa un terror absoluto, lo vivido en 1985 sigue muy presente).

Descarto en seguida cualquiera de esas dos opciones, porque de inmediato algo pesadísimo se coloca encima de mis pies y comienza a subir por todo mi cuerpo, aún con los ojos cerrados, el miedo me hace su presa, esto no me había pasado jamás y no creo que sea lo que estoy pensando, en la famosísima subida del muerto; y mi muy despierto subconsciente hace acto de presencia y decreta que si el que se está subiendo es Freddie Mercury, por fin mis plegarias han sido escuchadas, aunque, sabiendo de sus gustos, sólo sea para tener una amenísima conversación; pero lo que sea es bueno, pus que.

De nuevo, y para mi desgracia descarto esa suposición, porque mi mano derecha hace un movimiento y alcanza a tocar algo, es sólido, caliente y con bastante pelo. Antes de que mi subconsciente regrese y me la haga de emoción de nuevo, el objeto se adelanta y de plano, se coloca totalmente encima de mí, cuan largo y pesado es.

A estas alturas yo estoy paralizada de pánico  y hago un atento llamado a toda la corte celestial para que venga en mi auxilio, pero por lo visto, la pachanga en casa de Mamá Lupita estuvo re buena, porque nomás nada que se aparecen; y esta cosa encima de mí, Madre Mía, el pánico aumenta porque siento un jadeo atroz y un líquido espeso sobre mi cara, me lleno de valor y decido abrir los ojos para enfrentar al maligno ente que se ha atrevido a perturbar mi santísimo descanso.

Lo único que alcanzo a distinguir, a 10 centímetros de mi cara, son dos círculos, de tamaño pequeño, profundamente negros y una cosa igualmente oscura, pero mojada, todo rodeado de una inmaculada blancura. Como no alcanzo a carburar correctamente, sólo puedo lanzar un alarido y pegar un brinco como si fuese rana del Amazonas, con lo que consigo que mi atacante pierda su sitio privilegiado; y entonces sí, a enfrentarlo.

Por más que busco al horripilante ser causante de mi angustia, al único que encuentro es a Obelix, mi fiel acompañante de níveo pelaje; y en el que detecto una mirada inquisitoria. ¿Ora tú, qué traes? es lo primero que le pregunto;  y me dirije una mirada de “pobre mujer, espera que le conteste, pero si supiera lo que estoy pensando… ”

Me dirijo de inmediato a la regadera para quitarme sus babotas y cuando salgo, me dispongo a jugar con él, pero no responde a ninguno de mis arrumacos; ¿te sientes malito, tienes hambre?, le pregunto al borde de la histeria, y de nuevo, recibo la mirada anteriormente descrita, y, de repente, caigo en la cuenta; son las 10:30 de la mañana y el pobre no ha salido a vaciar su aparato digestivo, y ya que capto lo que le sucede, me mira  con cara de “pedazo de grandísima pend…, a ver aguántate tú 5 horas y media y ten ánimos de jugar, babosa ”

Me atavío con mis clasicos pants azul y oro y me lo llevo a dar su vuelta, pobrecito, y ya que termina de hacer lo que tenía qué hacer, entonces sí, me da una arrastrada magnífica, tantito por jugar y tantito por vengarse.

He dicho.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trollminator
    Dic 12, 2009 @ 22:42:53

    Le confieso que me acabo de leer algunos post, muy entretenidos todos y cada uno de ellos, de ahora en adelante me declaro fan de su Blog.

    Un Saludo.

    Responder

  2. jorge
    Dic 13, 2009 @ 00:27:35

    pobre bicho, Su Alteza reciba una reprimenda!!!!

    a mi, mi spike me despierta a las 6 de la mañana a el no le interesa si recien pegue el ojo media hora antes….

    Responder

  3. Alix-Limon
    Dic 13, 2009 @ 22:40:15

    Hola Reyna, muy locochona la pesadilla jajajaj

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: