Emperador Espurio

Esto me sucedió el dia de hoy. Después de dejar a mi retoño mayor en su templo del saber, me dirijo a impartir mi mañanera clase de tkd, cabe decir que estoy apoyando a un compañero que resultó gravemente lesionado, pero eso es otro cantar. Al terminar mi actividad, me encamino a conocido supermercado para hacer mi despensa. Primero me dirijo al cajero automático para asaltarlo disponer de mi efectivo tranquilamente, ya que lo que iba a adquirir no ameritaba el uso de tarjeta.

Comienzo muy tranquilamente mi recorrido por los pasillos, agregando mis mercancías a mi carro, repaso que no me falte nada y me encamino al área de cajas.  La señorita cajera,  huelga decir,  se encontraba en la mejor disposición para hacer su trabajo, muy amablemente me recibe en su puesto laboral y me hace la consabida pregunta “¿Encontró todo lo que buscaba?”;  a lo que respondo afirmativamente, mientras me dejo invadir por el navideñísimo aroma de los pinos naturales (Chingue su madre el Ajusco, lo de hoy  son los árboles naturales, ¿que no?).

Al pasar ya mis mercancías por el escáner, la amable cajera me informa el importe de mi compra, y yo, quitada de la pena, le extiendo el papel moneda que  sujetaba en mi santísima manita. Al recibirlo, la amable señorita se convierte en víctima de una infame mutación;  de cálida y servicial muchacha,  en aterrorizante alebrije malhecho de Oaxaca.

Me dirije una mirada de ésas que dicen “Disuélvete Concha”  y se concreta a decir “¿Me permite un momento, por favor?”, obteniendo una respuesta aprobatoria de mi parte (bueno no, de mi parte no, más bien le dije que si). Al poco tiempo, llega acompañada de un sujeto al que sólo le faltaba la mecha para ser una perfecta vela, alto y amarillento; y con una aflautada voz de mezzo soprano, me dice “Buenos días, damita, me informa mi compañera que usted quería pagar su mercancía con este billete falso, y pues, así, no creo que se pueda llevar nada.”

Ahora la que sufre terrible mutación es su servidora, de apacible y recién bañada y ejercitada persona, a gárgola medieval, de ésas que tienen la lenguota de fuera, y  lo peor es que también obtuve algo de alebrije, un poco de sapo por aquí, otro poco de dragón por acá y una pizca de gallo más allá; todo esto aderezado por el más bello y exótico muestrario de colores;  que iba desde el verde vejiga, hasta el negro contundente (no, no es albur).

No sé qué tan terrible fue el aspecto que obtuve, pero  las dos almas buscaron de inmediato un lugar para salvaguardar su integridad (atrás del mostrador de la heladería La Michoacana) y desde su trinchera me mostraron el billete, $100 de falsedad, ya que el Emperador que ahí se exhibe, era más bien un clon de Bart Simpson, ojos saltones de expresión pícara. En mi legítima defensa alegué que ese billete lo acababa de extraer del cajero que se encontraba instalado dentro del mismo supermercado, a lo que otro cliente respondió que, efectivamente, ese cajero estaba sacando billetes falsos, él tenía en la mano uno de $1000, pero estaba peor que el mío, en el suyo, el cura Hidalgo lucía una melena más llamativa que las rastas de Bob Marley.

Después de que se comunicaron al banco (Banamex), nos piden disculpas por el trato tan violento y rudo que nos dieron, a lo que yo supuse que nos iban a decir que nuestro consumo era de a grapa, pero…

¡¡¡ SÍ, CÓMO NO !!!  Cáigase con su lana o deje las cosas aquí.

Ya para cuando llegué a mi casa, mi tranquilidad, paz y armonía estaban transformadas en coraje entripado tan intenso que tuve que refinarme una tazota de té de valeriana y lúpulo, para no sentarme a llorar.

Moraleja: cuando se dispongan a pagar algo en efectivo, por favor revisen que el personaje que venga impreso sea el correcto, no vaya a ser la de malas que en lugar de Morelos, vaya a estar el méndigo Juanito con todo y su banda roñosa y les toque hacer un mega oso como el mío, aún no puedo regresar a la tienda.

Anuncios

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Vania
    Dic 04, 2009 @ 00:53:19

    Jajajajajajajaja

    Muy buena historia queen!

    Responder

  2. Chankaite(J_I)
    Dic 04, 2009 @ 00:53:45

    Primis creo

    Entrenle a la entrevista al chilakas en mi blog

    X cierto realeza chingon hee xq el chilakas ya no atiende ahora podre entrar aqui tambien

    Responder

  3. don casimiro
    Dic 04, 2009 @ 16:45:24

    jajaja chingona historia, a mi me paso algo similar cuando estaba mas chavito, quise pagar unas frituras con monedas italianas jajaja :S

    saludos Queen y a todos tambien nos leemos luego!!!

    Responder

  4. kinemath
    Dic 08, 2009 @ 19:19:07

    A mi me dieron una moneda de dos euros en lugar de una de dos pesos, el taxista debió darse de topes con el volante XD

    Responder

  5. Deadmau
    Ene 31, 2010 @ 23:31:16

    cHIDO …nO SABIA qUE lE HACIAS aL TKD , YO TAMBIEN LO PRACTICO , MAl pEDO CON eL bILLETe DEl bARTO…JEJEJe

    qUEEN cHIDO

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: